Recetas de Magia Blanca para conseguir el amor

¿Qué es la Magia Blanca?

También conocida como Magia Natural, la Magia Blanca es aquella que persigue el bien, aquellos procedimientos encerrados en la Ciencia Oculta que, a través de actos o palabras, desafían a las leyes físicas.

La Magia Blanca se vale de actos litúrgicos para producir efectos sobrenaturales.

Quizá lo más sencillo para definir la Magia Blanca, sea hacerlo refiriéndola a su antítesis, la Magia Negra.

Esta última es la que se basa en hechizos que invocan a seres malignos, con el único objetivo de sembrar el mal y perjudicar a nuestros semejantes.

Se puede decir que, con ambas prácticas, logramos trastocar el devenir del futuro. Y, de hecho, como sabemos: el mal no existiría sin el bien, y viceversa.

¿Desde cuándo existe la Magia Blanca?

La Magia Blanca existe desde que el hombre y la mujer habitan este Mundo. Desde antiguo, se ha recurrido a diferentes procedimientos para mejorar las cosechas; desde siempre han existido amuletos que atraían la buena suerte o ahuyentaban el mal fario.

Se han encontrado talismanes contra el mal de ojo fabricados en el Antiguo Egipto o pociones mágicas que, desarrolladas a partir de diferentes hierbas, proveían a sus poseedores de poderes más allá de los que la naturaleza parecía haber imaginado.

Sin embargo, con la interpretación que desde el cristianismo se dio a estas prácticas, la Magia pasó a formar parte del catálogo de ejercicios prohibidos, incluyendo en un mismo saco, si se me permite la expresión, a la Magia Blanca y a la Magia Negra.

Pronto, el concepto de herejía y hereje fue asimilado para denominar a los magos y magas como brujos y brujas, y a sus maléficas prácticas.

Pero por el contrario, la Magia Blanca se encuentra en una dimensión alejada de ese tópico que a lo largo de los siglos se ha impuesto como un estigma, que la arrastra hasta el infinito sin oportunidad.

Nos gusta la Magia Blanca

Conocer las particularidades de la Magia Blanca, que desde sus inicios se guarda como un arcano secreto, te ayuda a comprender sus bondades.

Practicarla, te conduce a la sabiduría; a mejorar tu estado de ánimo y a contar con herramientas con las que hacer frente a situaciones indeseadas.

Nos gusta la Magia Blanca que huye de las malas prácticas de dominación y dominio que tiene la Magia Negra.

También nos gusta porque recurrir a ella es invocar a la Naturaleza, a los elementos esenciales de la Vida y a conocernos mejor a nosotros mismos.

Gracias a la Magia Blanca podemos obtener el bien sobre todas las cosas; atraer el amor, la amistad...

Pero la Magia Blanca no es milagrosa en sí misma. Por eso se llama Blanca o Natural, de otra forma se hubiera denominado de esa manera: 'milagrosa'.

Viene a determinar el camino correcto a nuestros deseos más íntimos.

"Pero la Magia Blanca no es milagrosa en sí misma.Viene a determinar el camino correcto a nuestros deseos más íntimos"

Es sobrenatural pues, en su práctica, intervienen fuerzas que están por encima de nuestras almas terrenales, a veces atormentadas, atribuladas, perdidas en un mar de dudas.

Gracias a la buena influencia de la Magia, esas Fuerzas que buscan el bien y luchan contra su opuesto, estarán de nuestro lado y nos brindarán la ayuda que les pedimos, con modestia y reverencia.

El Poder de la Magia Blanca en los hechizos de Amor

No os vamos a contar diferentes formulaciones de Magia Blanca que podéis leer, en algunas páginas dedicadas al tema, para ayudaros en vuestras relaciones, con ese amor tan esquivo como deseado.

Los milagros, ya sabéis, de existir son excepcionalidades a las reglas que rigen el Mundo.

Como ya hemos apuntado anteriormente, la Magia Blanca no pretende coaccionar, embaucar o engañar a nadie.

Muy al contrario, lo que pretende es poner luz donde solo encuentras dudas y enviarte un mensaje concreto.

No creerás que llevando a la práctica un hechizo con unas gotas de un brebaje concreto, como puedes leer en cientos de páginas en Internet, vas a conseguir que una persona se enamore de ti, sin más. La Magia por sí sola no existe.

Eso sí, lo que puedes conseguir siguiendo pautas de Magia Blanca es crear ambientes en los que te sientas relajado o relajada; que encuentres la forma en la que tu cuerpo y tu alma alcancen un estado ideal para enfrentarte a una relación deseada, pero que resulta esquiva, por poner un ejemplo muy común entre las personas que acuden a nuestro Gabinete.

Puedes invocar, con palabras escritas en un idioma peculiar, a las fuerzas del Bien, pero no conseguirás nada si no estás seguro de lo que quieres, sino pones empeño y trabajas por alcanzarlo.

Consejos mágicos para atraer a la persona amada

Si amas a una persona y piensas en ella con fruición y no puedes apartarla de la mente, deberás aprender a redirigir tus pensamientos.

Ayúdate de la Magia Blanca para reconvertir esos mensajes obsesivos que martillean tu cabeza en pensamientos positivos y realistas.

Puedes quemar incienso natural o de Lavanda, incluso de mandarina, que desde siempre se ha asimilado como aquél que atrae el amor y facilita el entendimiento y la cordialidad entre las parejas, mientras llevas a cabo una recapitulación de tu existencia y de lo que realmente deseas.

Incienso y Magia Blanca

Incienso para Magia Blanca

Invoca a la Magia Blanca mientras permites que el ambiente quede embriagado por esas barritas de incienso.

Imagínate con él o con ella, paseando de la mano, contándole tus secretos, compartiendo la Vida.

Proyecta tus pensamientos como si fueran reales, ¡materialízalos!

¿Es lo que quieres? ¿Realmente?

Si es así, repite este proceso durante algunos días, o semanas; tus pensamientos cambiarán y cuando vuelvas a cruzarte con él o con ella, tu mirada será diferente y él o ella, lo percibirán.

Porque tú has cambiado, ahora eres una persona diferente, que piensa de forma coherente y tranquila.

Exactamente esto fue lo que le dije a una de las personas que se puso en contacto con nuestro Gabinete a través de nuestro número de teléfono 806 566 400.

Y, aunque por discreción, no puedo entrar en detalles.

Sí os pueden decir que vivía una situación con bastantes similitudes a la que os contaba como ejemplo.

Estaba enamorada de un compañero de trabajo.

Su mente estaba nublada, ni siquiera se daba cuenta de que él sentía atracción por ella.

Gracias a los consejos que pude darle, junto a la Magia Blanca y a la forma en que encaró la situación, su mirada cambió.

Mientras le observaba, visualizaba su deseo personificado; y él se dio cuenta.

Muy pronto, fue él quien le pidió que tomaran algo al salir del trabajo.

Quizá porque su mirada había tornado; así como la forma en que le hablaba. Sin temores, sin miedos. Aunque lo que había cambiado era su forma de pensar.

Hoy, ambos, comparten, además de su espacio de trabajo, sus secretos más íntimos.
Y son felices.

No hay comentarios

Agregar comentario