Agatha Montes. Tarotista

Hola, mi nombre es Agatha Montes y tengo un don que compartir contigo

Agatha Montes. Tarotista
Agatha Montes. Tarotista

El don de adivinar hechos futuros y el don de ayudar en el AMOR

Agatha Montes. Tarotista
Agatha Montes. Tarotista y Espiritista.

Nunca podré olvidar el día en que mi querida abuela me dijo que era la elegida. Era muy muy pequeña, acababa de cumplir cuatro años y no me sorprendieron aquellas palabras:

–Agatha, tú tienes el don de la estirpe. Yo lo sabía desde antes que nacieras –me dijo–. En cuanto vi tu marca de nacimiento en la espalda, igual que cuando vi el color de tus ojos, se corroboraron mis discernimientos.

A lo largo de los años, conforme crecía, ella me iba alumbrando por los conocimientos que debía adquirir según los dones que poseía. Así, me decía: “Estarás dotada para realizar hechizos y rituales, amarres de amor, recetas esotéricas de magia blanca… Porque en tu aura se encuentra el AMOR, el AMOR en palabras mayúsculas

Hasta donde llega la memoria de nuestros ancestros, en mi familia, ese don se ha convertido en una especie de suerte y de designio heredado, que se transmite de generación en generación, solo se encarna en las mujeres y no tiene porqué ser de madres a hijas. De hecho, rara vez es así, mi madre por ejemplo no lo tiene. Ese don es el de la clarividencia. Exactamente.

“Agatha, tú tienes el don de la estirpe (…) igual que cuando vi el color de tus ojos. Lo supe de inmediato”

Más allá de la facultad de discernir las cosas, más allá de la simple perspicacia o sagacidad para comprender los asuntos más ocultos de la existencia; mi don es la clarividencia heredada como una sublime capacidad de adivinar hechos recónditos y hechos futuros u ocurridos en cualquier lugar, en cualquier momento y sea a quien sea, bien se trate de una persona conocida, de un familiar o alguien a quien no he visto jamás, solo con oír su voz, con tener un objeto de su pertenencia o con que alguien me informe de sus detalles más íntimos puedo conocer cuál es su presente y qué le depara su porvenir.

Agatha Montes, Tarotista

“Mi don es la clarividencia heredada como una sublime capacidad de adivinar hechos recónditos y futuros ”

Muchas personas tienen dificultad en saber qué es exactamente la clarividencia. Es una suerte de intuición que me ofrece la capacidad de poder ‘visualizar imágenes’ que se alojan en la mente o la memoria de otra persona.

No se trata de conceptos genéricos o abstractos, son imágenes reales, tan ciertas como si las contemplara frente a mi, solo que están en mi cabeza y se reflejan como son.

A continuación, después de contemplar esas secuencias que se transforman en una película inconexa, pero con sentido, tengo la posibilidad de generar la sucesión de acontecimientos que se sucederán en el futuro.

Veo qué relación sentimental tendrás, si te interesará compartir tu vida con esa persona que amas, o podré saber qué decisión te hará la vida más sencilla, pues conozco los designios que están marcados en el discurrir de la vida universal.

Agata Montes: El AMOR el gran placer de la vida, y está a tu alcance

Además, y una de las vertientes que más gozo y recompensas me ofrece mi talento visionario es el AMOR. Conocer, a fondo, el funcionamiento y significado del tarot de las Hadas o el de los Arcángeles, me permiten poder ayudarte, con recetas de magia blanca, a conseguir la pareja que deseas; saber si esa persona está enamorada de ti o lo estará algún día.

Me encanta hacer amarres de amor, limpiezas y endulzamientos. Con ellos conseguiré que tu relación sea duradera y satisfactoria, o que no tengas discusiones o enfrentamientos que te lleven a una ruptura inesperada y no deseada; incluso para que puedas recuperar un amor perdido.

Agatha Montes, Tarotista

Cómo adivinar el futuro siendo espiritista

Sé que muchas personas piensan que poder ver el futuro, o tener percepciones que el resto de mortales es incapaz si quiera imaginar, es algo fantástico y sensacional. Y lo es, he de reconocerlo, aunque no siempre.

En ocasiones, es bastante duro cargar con las angustias y los tribulaciones que padecen las personas que me rodean. Estén vivas o muertas en nuestro Mundo.

Como sensitiva que soy, nací con unas cualidades innatas que me proporcionan experiencias íntimas, a veces, de difícil comprensión, e incluso aceptación.

Siendo muy niña, veía imágenes inconexas de hechos futuros que después se cumplían.

Ahora, gracias a la experiencia, le he puesto a todo ese desorden convertido en laberintos extraños, la coherencia que me permite convivir con el don supremo y los secretos de la vida.

Muchas almas errantes vienen a visitarme, buscando mi ayuda
La clarividencia, además, en mi se muestra con el contacto con los ‘no vivos’, como yo les llamo. Almas que han dejado sus cuerpos en la Tierra, pero que como inmortales que son, se mantienen en un plano superior y diferenciado del que gozamos en este momento, alejados de nuestros ojos materiales.

Vienen a verme para que les ayude en el tránsito, incapaces de acertar a hacerlo por ellos mismos. Seguro que has leído en algunas novelas o has visto en ciertas películas, que hay personas capaces de ver lo que sucede en planos inmateriales de la conciencia. Pues bien, ese es mi caso, y no podéis haceros una idea de la cantidad de ‘no vivos’ que nos acompañan.

El estudio de la astrología y el tarot

Como otros grandes videntes, la preparación y el estudio son necesarios para desarrollar todas las capacidades innatas. Teniendo al alcance la astrología y el tarot, se hace todo más sencillo.

“La clarividencia, además, en mi se muestra con el contacto con los ‘no vivos’, como yo les llamo”

La capacidad de servicio desinteresado es una de las condiciones vitales que me mueven. Soy poseedora de una sensibilidad extrema. Pura y desinhibida. La creatividad y la inspiración también son condiciones que se dan en mi naturaleza, como buena Piscis que soy, me muevo auspiciada bajo el amparo de este signo artístico, creativo y solidario.

Mi abuela querida decía que tenemos el don para ayudar a los demás, para alumbrar las sombras que os inquietan en el porvenir.

Llámame cuando leas estas palabras, estoy en el 98.898.55.05 para que nuestro destino sea, finalmente, unido, para responder a tus consultas de manera clara y de forma precisa. Es el destino, sin duda, quien quiere que nos conozcamos, por eso estás aquí, leyendo mis palabras.

Sin rodeos, sabré darte una respuesta a todas las cuestiones que te inquietan. Más allá de la vida, en el umbral en el que habitan los ‘no vivos’; y en nuestro maravilloso Mundo en esta Tierra.

Un beso muy fuerte,
Agatha